Nadia Calviño levanta de sus asientos a la izquierda

Solo faltó que la sacasen a hombros. Pedro Sánchez reía feliz, aplaudía a rabiar y al final dedicó un amago de reverencia a su vicepresidenta primera, Nadia Calviño. Antes de que ella acabase su intervención, en la sesión de control parlamentario de este miércoles, las bancadas de los dos grupos del Gobierno ya estaban en pie ovacionando como en los grandes momentos. Y no eran solo los socialistas. A Calviño, teóricamente el ala más liberal del Ejecutivo, la jaleaba con el mismo entusiasmo la vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, con quien tantas veces ha chocado. No había más que ver las ganas con que el líder del Partido Comunista, Enrique Santiago, aplaudía al retoño de Bruselas insertado en el equipo de Sánchez.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Nadia Calviño levanta de sus asientos a la izquierda»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.