La consulta de Junts sobre romper el Gobierno catalán cuestiona el poder de Puigdemont y Borràs

La consulta del 1 de octubre de 2017, luego declarada ilegal por el Tribunal Constitucional, marcó el clímax de la pregonada “unidad” que desea el independentismo catalán. Otra consulta, cinco años más tarde, anticipa la fragmentación de Junts per Catalunya, uno de los pilares que sostenían aquella supuesta unidad. Este viernes a las cinco de la tarde se agota el plazo dado a los 6.465 militantes de Junts para que decidan si procede abandonar la alianza de gobierno que mantienen con Esquerra en la Generalitat. La demanda planteada por la dirección del partido tiene alma plebiscitaria, y dejará expuestos a aquellos mandos que se han pronunciado abiertamente por una opción y que, a la postre, aparezcan como derrotados. “¿Quieres que Junts siga formando parte del Govern de Cataluña?”, reza la pregunta. Las posturas están claras: Carles Puigdemont y Laura Borràs defienden que hay que romper, mientras que la mayoría de los consejeros de Junts en el Govern y los cargos locales se han posicionado a favor de la permanencia. Dirigentes próximos al primer grupo ya han empezado a amagar con escindirse si su opción no vence.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «La consulta de Junts sobre romper el Gobierno catalán cuestiona el poder de Puigdemont y Borràs»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.