Bandas: la expansión de la violencia juvenil

Hace apenas dos años los puestos de la Guardia Civil de pueblos de Guadalajara y Toledo comenzaron a recibir llamadas inusuales: “Una madre desesperada porque su hijo, menor de edad, no había vuelto a casa y no contestaba al teléfono móvil en varios días”; “directores de institutos que alertaban de que los chavales, menores, no entraban en clase y se quedaban en parques cercanos”; “una denuncia por una lesión de un machete en la cabeza de un chiquillo en la parada del autobús”; “una madre que avisa de que tres jóvenes han agredido a su hija en su propia casa, después de lanzar piedras a la vivienda”… Las investigaciones de aquellos hechos, diseminados por pueblos de ambas provincias limítrofes con Madrid, tenían un denominador común: bandas juveniles.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Bandas: la expansión de la violencia juvenil»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.