Arranca el año electoral en el que líderes y partidos se juegan ser o no ser

2023 es el año en el que se definirá el futuro de líderes y partidos. El PSOE se juega retener la presidencia de nueve autonomías, 22 capitales de provincia y su continuidad en La Moncloa. El PP se enfrenta a sus propias expectativas: retener el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid, arrebatar algún gobierno regional a los socialistas y ganar las generales. Podemos y Vox medirán su utilidad como fuerzas clave para formar coaliciones y Ciudadanos pondrá a prueba su propia supervivencia. La gran pregunta es si habrá o no cambio político en España: si la derecha (sola o con el apoyo de la extrema derecha) arrebata el poder al primer Gobierno de coalición progresista desde la restauración de la democracia. El final de 2022, con una crisis institucional sin precedentes y el radical desacuerdo entre los principales partidos, es el preludio de lo que viene. Así lo reconocen en los puentes de mando de las formaciones: un año político todavía más a cara de perro, previsto como una larguísima campaña que culminará en las elecciones generales, en principio previstas para diciembre. No habrá tregua, y no hay tiempo que perder. La primera meta volante son las elecciones autonómicas y municipales del 28 de mayo, unos comicios decisivos que harán de primera vuelta de las generales y cuya precampaña empieza ya en enero. Estas son las principales claves de esa cita marcada en rojo en el calendario de un año electoral de vértigo.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Arranca el año electoral en el que líderes y partidos se juegan ser o no ser»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.