Los compañeros de piso del atacante de Algeciras: “Decía que veía al diablo”

El desvencijado patio trasero del número 10 de la calle Ruiz Tagle de Algeciras es un caos de ropa a medio meter en la lavadora y tirada por el suelo. Todo está revuelto, en parte por el registro de los policías, en parte porque su morador, el presunto asesino Yasine Kanjaa (detenido por matar a machetazos del sacristán de la Iglesia de La Palma, Diego Valencia, y herir gravemente al sacerdote de la parroquia de San Isidro, Antonio Rodríguez) llevaba semanas destrozándolo todo. Mohamed —uno de sus compañeros de piso, que pide nombre ficticio— señala un peluche celeste de lentejuelas tirado en una escalera y espeta: “Decía que eso era el demonio”. El inquilino de la casa okupa, uno de los ocho que vivían en el inmueble, ha pasado la noche sin dormir testificando para la policía, después de que su compañero atacase mortalmente al sacristán de la iglesia de La Palma e hiriese de gravedad a otro párroco del cercano templo de San Isidro.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Los compañeros de piso del atacante de Algeciras: “Decía que veía al diablo”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.