Duelos políticos televisados en España: una historia de guantes recogidos y rechazados

Si el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, hubiese aceptado este lunes los seis debates electorales a los que le ha emplazado el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se habría consumado el mayor número de cara a cara entre los candidatos de los dos partidos mayoritarios. La Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) no prevé la obligatoriedad de estos encuentros, aunque sí los menciona en su artículo 66, en el que pide “respetar los principios de pluralismo e igualdad”, así como de “proporcionalidad y neutralidad informativa”. La falta de una regulación específica ha provocado que sea la Junta Electoral Central (JEC) la que se pronuncie en el pasado sobre las reglas del juego de estos combates televisados. En su órdago, Sánchez ha fijado incluso la fecha, el próximo lunes, pero Feijóo no ha recogido el guante. En el pasado, cuando el bipartidismo todavía dominaba el tablero político, dirigentes socialistas y populares se midieron en el cuadrilátero televisivo durante distintas campañas. Aunque no siempre.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Duelos políticos televisados en España: una historia de guantes recogidos y rechazados»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.