La red de apoyo a los “yihadistas frustrados”

Hamed, nombre ficticio, viajó de Marruecos a Turquía, como lo hicieron otros muchos de sus compatriotas tras la proclamación del llamado califato y la creación del Estado Islámico liderado por Abu Bakr al-Baghdadi en 2014. Su objetivo era convertirse en combatiente, uniéndose al grupo terrorista en Siria. Según los investigadores de la policía española, “se pasó años tratando de cruzar la frontera turca para llegar a la zona de conflicto, pero no lo logró”. Y se convirtió así en lo que los expertos denominan “otro yihadista frustrado”, los que no han alcanzado la primera línea. En marzo de 2022 fue detenido en una localidad al norte de Suiza fronteriza con Francia, adonde se dirigía presuntamente para cometer un atentado, según los investigadores españoles, que lograron monitorizar sus movimientos y alertaron a las autoridades helvéticas. Junto a él, y en paralelo, en una doble operación sincronizada en ambos países, era arrestado un compatriota suyo de 30 años, residente en San Sebastián, “uno de los radicalizados incluido en los sistemas de cibervigilancia españoles”, que fue quien puso a los agentes de la Comisaría General de Información (CGI) de la Policía Nacional sobre la pista del combatiente frustrado.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «La red de apoyo a los “yihadistas frustrados”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.