Solidaridad en la isla diminuta: vecinos de El Hierro acogen en sus casas a migrantes llegados en patera

Cada vez que llegaba un cayuco al puerto de La Restinga, en la isla canaria de El Hierro, aparecía a toda velocidad una joven veinteañera, rubia y pecosa, subida a un patinete eléctrico. Vestía el chaleco de la Cruz Roja y arrastraba como podía a los náufragos hasta tierra firme. Les daba una manta y un zumo, como una más de las decenas de voluntarios que se han volcado en los últimos meses ante la llegada de miles de personas desfallecidas al muelle de su pueblo. Pero Melisa González, madre de tres niñas con solo 28 años, fue algo más allá.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Solidaridad en la isla diminuta: vecinos de El Hierro acogen en sus casas a migrantes llegados en patera»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.