El PSC gana con holgura por primera vez y el independentismo pierde la mayoría

El pulso de cambio se impuso este domingo en Cataluña. Y lo hizo por partida triple. Los socialistas lograron por primera vez una victoria en votos y en escaños en unas elecciones autonómicas. Los partidos independentistas se quedaron sin la mayoría que han ostentado desde el comienzo del procés. Y la oleada de derechización que recorre Europa desembarcó también por todo lo alto con un PP fortalecido, Vox pisándole los talones y con la extrema derecha independentista pidiendo paso con la entrada en el Parlament de Aliança Catalana. El debate de la amnistía, que ha agriado hasta el límite la política española, ha tenido el efecto contrario en Cataluña, ya que ha desactivado el independentismo y ha finiquitado lo que quedaba del procés sin darle a las derechas un papel clave en la formación de Gobierno. Con todo, las alianzas para constituir el nuevo ejecutivo no serán sencillas y el ganador, Salvador Illa, tendrá que emplearse a fondo si quiere formar gobierno. Sin mayoría independentista Illa tendrá el reto de recoger el apoyo de la izquierda, tanto de la diezmada Esquerra Republicana como de los Comunes Sumar. Otra opción sería un muy improbable gobierno con Junts. O el que se abría paso a última hora de ayer: un pacto con los comunes buscando abstenciones de otros partidos. Si no lo consigue, el fantasma de la repetición electoral volverá a asomar por el horizonte.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «El PSC gana con holgura por primera vez y el independentismo pierde la mayoría»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.