Guía para no perderse en los audios de la corrupción en España: Villarejo, Cospedal, Aguirre…

Los audios secretos de la corrupción en España han vuelto a poner el foco en actores de la política a los que el paso del tiempo y la sucesión de casos judiciales habían sacado de la foto. Las grabaciones ilegales del comisario José Villarejo, quien durante décadas actuó de borroso conseguidor a la vez que trabajaba de policía, han permitido escuchar a Dolores de Cospedal, ex secretaria general del PP y ministra de Defensa, maniobrando para que los papeles de Luis Bárcenas no salieran a la luz; o sentir cómo Esperanza Aguirre, expresidenta de la Comunidad de Madrid, presiona para que su fuga en coche para no ser multada por aparcar en prohibido acabe en nada. Las cintas reveladas ahora por EL PAÍS muestran a un Villarejo que entonces se siente inmune, impune y omnipotente.

Seguir leyendo

José Manuel Villarejo lo grabó todo

Todo el mundo en España ha oído hablar de Villarejo, pero, en realidad, ni sus amigos lo conocían de verdad. José Manuel Villarejo Pérez (El Carpio, Córdoba, 1951) lleva en las sombras más de 30 años, operando siempre al borde de la ley, «a veces por fuera», como le gustaba decir. Durante ese tiempo, ricos, famosos y poderosos que tuvieron un problema acudieron a él para que se los solucionara, lo lograse o no. Fruto de sus reuniones con esos personajes atribulados, acumuló un ‘terabyte’ de grabaciones y documentos que consideraba su seguro de vida por si venían mal dadas. Mientras tanto, siguió ejerciendo de agente encubierto en casos de impacto, llegó a tener hasta 46 sociedades a su nombre y acumuló activos en España que superaron los 14 millones de euros. Políticos, banqueros, empresarios, periodistas, jueces y otros personajes con los que se ha relacionado viven en vilo por sus maniobras. La nómina de casos en los que ha actuado (Pequeño Nicolás, Tándem, Operación Cataluña, caso de Corina Larsen…) no deja de crecer. Policía desde 1972 y conocido en su actividad de sindicalista en el cuerpo, ha estado cuatro años en prisión preventiva. Muchos de quienes han trabajado con él han acabado padeciendo sus maniobras, porque también los grababa.

Dolores de Cospedal y la «libretita» de Bárcenas

María Dolores de Cospedal (Madrid, 1965), quien fue ministra de Defensa y secretaria general del PP con Mariano Rajoy, tuvo que abandonar la ejecutiva del PP y su escaño por el escándalo de los audios entre ella, su marido (el empresario Ignacio López del Hierro), y el comisario José Manuel Villarejo sobre el caso Gürtel y la posibilidad de investigar a Javier Arenas. Su enrevesada explicación de la “indemnización en diferido en forma de simulación” a Luis Bárcenas así como las conversaciones con José Villarejo para tapar «la libretita» donde el extesorero anotaba la contabilidad b del partido la perseguirán a su pesar en todas las semblanzas. Fue su marido quien le presentó al comisario y este los alertó de la apertura de dos investigaciones bajo secreto de sumario. En estos momentos, Cospedal no está imputada en ninguna de las causas en las que se ha visto salpicada. Es abogada del Estado y tras dejar la política se incorporó al Tribunal Supremo. Es socia en excedencia en un bufete privado.

Esperanza Aguirre: la presidenta que no veía las ranas

Esperanza Aguirre (Madrid, 1952) siempre presumió de tener buen ojo para elegir a sus colaboradores. Que de los 500 que había elegido en su carrera política, que empezó en 1981, solo dos le habían salido «rana». Porque que tres de los más directos (Ignacio González, Alberto López Viejo y Francisco Granados) hayan estado en la cárcel, estén condenados o imputados (o todo a la vez) y que los casos Lezo, Gürtel y Púnica hayan revelado supuestos casos de corrupción en el Gobierno y el partido que presía en Madrid, no la ha hecho cambiar de opinión. Licenciada en Derecho y técnico superior de la Adminsitración del Estado, está imputada y a la espera de que la Fiscalía decida si pide procesarla por la corrupción detectada en los tres organismos que encabezaba: el Ejecutivo autonómico, el PP regional y Fundescam (Fundación para el Desarrollo Económico y Social de la Comunidad Autónoma de Madrid). La que fuera presidenta madrileña entre 2003 y 2012. Está jubilada, juega habitualmente al golf y sigue acudiendo a actos del partido. Lo que ahora se ha sabido es que acudió a Villarejo para perdirle ayuda, con el objetivo de que se archivara la causa abierta contra ella por darse a la fuga tras haber sido sorprendida aparcando su coche en el carril bus de la Gran Vía para sacar dinero en un cajero automático el 3 de marzo de 2014. Aspiraba entonces a la alcaldía de Madrid.

Francisco Martínez, en la cocina de ‘Kitchen’

Francisco Martínez, quien la semana que viene cumple 47 años, no es, en puridad, un político. Licenciado en Derecho y Ciencias Económicas y Empresariales, ejerció como Letrado de las Cortes Generales hasta que Jorge Fernández Díaz lo nombró su director de Gabinete en el Ministerio del Interior y, posteriormente, lo elevó en enero de 2013 a uno de los cargos más difíciles y más informados: el de secretario de Estado de Seguridad. Algunos sectores del PP le consideraron entonces un advenedizo. En ese momento, lo que se ha denominado cloacas del Estado o policía patriótica se encontraba a pleno rendimiento, elaborando informes apócrifos e incluso inventados sobre las principales figuras del soberanismo catalán. En ese ambiente es en el que se junta con Villarejo, con quien planificó a publicación en El Mundo un periódico de un informe contra Jordi Pujol y Artur Mas (entonces expresidente y presidente de la Generalitat, respectivamente) con noticias falsas de corrupción en plena campaña electoral catalana. Está imputado en el caso Kitchen

José Luis González Armengol no debía estar allí

José Luis González Armengol, de 61 años, no debería haber estado ahí, en aquella reunión del 11 de septiembre de 2014 entre Esperanza Aguirre, denunciada por fugarse tras aparcar en vado en el centro de Madrid, y José Manuel Villarejo, el comisario que mantenía la acusación contra ella en los juzgados de Madrid. Quien había sido decano de los juzgados de la Plaza de Castilla de Madrid hasta junio de ese año lo sabía: «Lo que sería conveniente es que no le digas a los abogados tuyos que yo estoy detrás…», se le escucha decir en la grabación. Ha ejercido como juez en varias ciudadades españolas, pero su nombre salió a la luz como instructor del llamado caso Brouard, relativo al asesinato, el 20 de noviembre de 1984, del dirigente de HB Santiago Brouard en su consulta pediátrica de Bilbao.

Sé el primero en comentar en «Guía para no perderse en los audios de la corrupción en España: Villarejo, Cospedal, Aguirre…»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.