“Buenas noches. Control de armas y drogas”: así es el blindaje policial contra el crimen organizado en Marbella

Piernas tatuadas, cadena de oro en el cuello, reloj de lujo en la muñeca. Un hombre de unos treinta años detiene su Volkswagen Golf de color gris y matrícula alemana. Baja despacio. Sobre el capó deja unas llaves, su documentación y un billete de cien euros. El copiloto imita sus gestos bajo la atenta mirada de cinco policías. Uno de los agentes inspecciona el interior del vehículo. “Hay seis o siete mil euros en efectivo”, afirma, mientras una compañera comprueba identidades. Todo en orden, pueden seguir. Son las nueve y media de la noche y tres grupos de la Unidad de Prevención y Reacción (UPR) de la Policía Nacional realizan el primer control de su turno cerca de Puerto Banús, en Marbella (Málaga, 150.725 habitantes), mientras otros tres lo hacen un poco más allá. Drogas, armas, fugitivos. Buscan cualquier relación con el crimen organizado. EL PAÍS ha acompañado a esta unidad en una jornada de trabajo en la lucha contra el narco.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «“Buenas noches. Control de armas y drogas”: así es el blindaje policial contra el crimen organizado en Marbella»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.