Los exabruptos del vicepresidente de Vox en Castilla y León torpedean la estrategia de perfil bajo del PP en la campaña andaluza

El presidente de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, lleva semanas practicando una política de “perfil bajo”, según reconocen en su entorno, para dar “normalidad” a su pacto de Gobierno con Vox y evitar que este perjudique las opciones del PP en las elecciones en Andalucía del próximo 19 de junio. Mañueco, que habla a menudo con el líder del PP, Alberto Núñez Feijóo, sabe que a su colega en la Junta andaluza, Juan Manuel Moreno Bonilla, no le beneficia que la coalición con la extrema derecha en Castilla y León cobre protagonismo como posible precedente de Andalucía, porque el presidente andaluz aspira a atraer a un electorado amplio y moderado. Pero el vicepresidente de Vox en Castilla y León, Juan García-Gallardo, ha torpedeado esa estrategia de los populares al incendiar la precampaña con unas polémicas declaraciones contra el aborto y una procuradora socialista con discapacidad. El Gallardazo incomoda y preocupa en el PP, que ha reclamado en privado a sus socios que rebajen el tono.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Los exabruptos del vicepresidente de Vox en Castilla y León torpedean la estrategia de perfil bajo del PP en la campaña andaluza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.