El fugitivo más buscado de España hacía comidas y recados a las ancianas del barrio

El Lolo, como le conocen en el madrileño distrito de San Blas, se instaló con sus dos hijas en el número 1 de la calle Tapicería hace ocho años. Había estado en la cárcel porque le habían pillado en 2014, junto a su mujer, dando salida a los dólares y billetes de 50 euros falsos que fabricaba Rafael Velasco —el faraón de los billetes falsos— en su chalé de una urbanización de Bargas (Toledo). Es la primera noticia que tiene la Policía de Manuel Bellido Moreno, de 46 años. Después, había quedado en libertad a la espera de juicio y se había ido a Cambados (Galicia) a trabajar irregularmente como tapicero. Tras romper del todo con la que era su esposa, regresó a Madrid a finales de 2014, según su abogada. Y un año después arrancaba una operación policial de la Brigada de Investigación del Banco de España (BIBE), tras detectar billetes de 50 euros falsos “muy parecidos a aquellos que hacían con las impresoras Injet y Lasser en Toledo”, asegura uno de los investigadores de esa unidad.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «El fugitivo más buscado de España hacía comidas y recados a las ancianas del barrio»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.