Preocupación en el Gobierno por la crisis de Argelia y el “fallo de cálculo” de Exteriores

En el Gobierno se ha instalado una gran preocupación por las dimensiones imprevistas que ha alcanzado la crisis con Argelia. El Ejecutivo, que estaba satisfecho porque daba por cerrada la etapa de tensión con Marruecos gracias al giro sobre el Sáhara Occidental, muy criticado por Unidas Podemos y también con recelos importantes dentro del PSOE, ve ahora cómo se agrava la ruptura con el otro socio estratégico del Magreb y principal suministrador de gas para España. Y todo, en un momento de grave crisis energética. Varios ministros, no solo de Unidas Podemos, muy críticos con este giro, sino también del sector socialista, muestran en privado su inquietud por lo que consideran un “fallo de cálculo” de Exteriores, dirigido por José Manuel Albares, a la hora de medir las consecuencias que podía tener en Argelia una decisión como el giro sobre el Sáhara pensado para cerrar la crisis con Marruecos.

Seguir leyendo

El Papa y Bolaños hablarán en Roma de los abusos de la Iglesia

El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, viajará el lunes a Roma para verse con el Papa Francisco, que le ha invitado a un encuentro para tratar los principales asuntos que están en la agenda de ambos gobiernos, entre ellos y como prioridad los casos de abusos en la Iglesia española y la investigación que está promoviendo el Ejecutivo español y dirige el Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo. Bolaños, que tiene entre sus competencias las relaciones con la Iglesia, ya ha mantenido varias reuniones sobre este asunto y otros con Juan José Omella, el presidente de la Conferencia Episcopal española. Pese a las dudas que habían en algunos miembros de la cúpula española, finalmente decidieron participar en el proceso que está llevando a cabo el Defensor del Pueblo, como les pidió el Gobierno. También han encargado una investigación propia en la que sin embargo la mayoría de los grupos de víctimas han decidido no participar por la desconfianza que les genera. El Ejecutivo español tiene muy buena relación con el Papa Francisco, muy criticado por sectores muy conservadores en España, y considera que su influencia ha sido decisiva para que la Iglesia española acepte participar en esta investigación del Defensor del Pueblo en la que el Gobierno tiene puestas muchas esperanzas. Otros asuntos relevantes que estarán encima de la mesa del Papa y Bolaños serán las inmatriculaciones, también con un informe recién presentado y pactado entre el Gobierno y la Iglesia, y la cuestión más delicada de la fiscalidad de la Iglesia y en especial del IBI, que en España no pagan los edificios propiedad de esta institución, algo que el Ejecutivo quiere cambiar. No parece que haya avances o reformas inminentes en este punto, pero la visita en sí es una demostración de las buenas relaciones entre el Papa Francisco y el Ejecutivo de Sánchez.

Sé el primero en comentar en «Preocupación en el Gobierno por la crisis de Argelia y el “fallo de cálculo” de Exteriores»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.