La Andalucía vacía quiere maestros, fibra y cultura para atraer familias jóvenes

Manuela Astasio y Marino Scandurra cuentan los días para ver acabada la casa que se han comprado en La Fresnedilla, un poblado del interior del parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas, en Jaén. Ella, fisioterapeuta del hospital de Úbeda, y él, un fotógrafo italiano afincado desde hace años en España, quieren compartir su proyecto de vida ahí, en una zona rural. Con la casa en obras, aún no viven en el lugar, pero su hija Sole sí va ya al colegio de la Fresnedilla. “Queremos que crezca en este entorno mágico, en contacto con la naturaleza”, señala Manuela Astasio. Esa idea, la de criar a la prole en entornos más saludables, es la que lleva a muchas parejas jóvenes a buscar una nueva vida en el ámbito rural. Un deseo que necesita que se cumplan algunas necesidades básicas: colegios y médicos a una distancia razonable, fibra que permita un buen acceso a internet y, también, tiendas y bares más o menos a mano.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «La Andalucía vacía quiere maestros, fibra y cultura para atraer familias jóvenes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.