Mónica Oltra, la lideresa indomable

Cuando tenía apenas 11 años, Mónica Oltra simuló su muerte. Dibujó una mancha de kétchup en el suelo, puso al lado un cuchillo y se tumbó en la cocina para ser descubierta por su hermano, seis años menor. “Necesitaba saber si de verdad me quería, porque protestaba mucho”, argumenta ahora la vicepresidenta del Gobierno valenciano, quien enseguida añade sonriendo: “Me arrepentí y me arrepiento”. No calibró el impacto que aún se dibuja en la cara de Juanín cuando recuerdan la anécdota.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Mónica Oltra, la lideresa indomable»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.