Los errores se pagan

Frankenstein acaba de morir, aunque sea un muerto todavía viviente. Cuatro años después del voto de censura a Mariano Rajoy, que alumbró la mayoría de investidura a Pedro Sánchez, los andaluces han propinado este domingo un formidable voto de castigo a su flamante coalición “de progreso” con los radicales de izquierda, cuyos integrantes han sufrido al alimón una severa derrota humillante. Tras la victoria por mayoría absoluta del presidente andaluz, que deja sin objeto al radicalismo ultra de Vox, el Gobierno central se queda sin discurso, sin marco interpretativo, sin agenda política y sin estrategia electoral, hasta ahora basada en agitar el espantajo del miedo a Vox. Ahora ya nada será igual.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Los errores se pagan»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.