Políticos, partidos y simulaciones

La escasa entidad de los posibles candidatos para suceder a Boris Johnson hizo que el conocido articulista del Financial Times Janan Ganesh se lamentara de la falta de incentivos para que entre en política gente verdaderamente distinguida. A esta misma idea le dedicó también aquí una columna Daniel Gascón. Mi posición al respecto es mucho más escéptica. Para empezar, no creo que las élites políticas sean peores que otras élites. La diferencia está en que aquellas están sujetas a una observación constante e implacable. Además, en política la valía académica, por ejemplo, no sirve de mucho. Un licenciado en Harvard podrá ser un magnífico abogado o economista, pero nada garantiza que sea buen político. Al menos en su acepción distinta de la de mero gestor. En esta última dimensión suelen destacar los funcionarios, el caladero del que más tiran los partidos.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Políticos, partidos y simulaciones»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.