ERC y Junts se culpan mutuamente de la posible ruptura del Govern

Ante las cámaras, nadie dice querer romper el Ejecutivo catalán. Pero la película es bien distinta si se pone la lupa a los pasos de la última semana, tanto en las filas de Esquerra Republicana como en las de Junts per Catalunya. Declaraciones y hechos van por autopistas diferentes, con versiones completamente enfrentadas y añaden más inestabilidad a una situación que puede alargarse al menos hasta que, dentro de una semana, las bases de Junts decidan si su partido debe de salir del Govern o no. Este viernes, el presidente catalán insistió en pedir “celeridad” a sus socios para que decidan ya qué hacen y el malestar en Esquerra es creciente por esa indecisión. Los decibelios del choque aumentaron la noche de este viernes, con Junts exigiendo ahora la restitución del vicepresidente cesado, Jordi Puigneró, y que Pere Aragonès ha rechazado en una entrevista a La Vanguardia. El republicano advierte en ese rotativo que, si no hay decisión de los socios, la tomará él. Los llamamientos a reconducir la situación que se han escuchado en la Cámara catalana de este viernes contrastan con reprobaciones de consejeros o deslealtades varias hacia la acción de Gobierno del socio. Ambos, eso sí, buscan cómo endosarle al otro la responsabilidad ante una ruptura que cada vez se atisba más difícil de esquivar.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «ERC y Junts se culpan mutuamente de la posible ruptura del Govern»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Generated by Feedzy