De las aduanas a las empleadas del hogar, la frontera de Ceuta y Melilla sigue sin definirse

Toría lleva toda la mañana del jueves, junto a un grupo de amigas y compañeras de fatiga, recorriendo los alrededores del Consulado de España en Nador, provincia limítrofe con Melilla. Pregunta y repregunta qué documentos necesita para el visado que le permitirá salir de Marruecos a partir del 31 de mayo como trabajadora transfronteriza. Como respuesta, recibe un batiburrillo de menciones a papeles que abre nuevas incógnitas. Mientras, en Ceuta, la Delegación del Gobierno se ha coordinado con el consulado de Tetuán para gestionar visados temporales que permitirán acceder a la ciudad y arreglar sus papeles a más de 400 empleados con permiso de trabajo renovado que se quedaron en Marruecos. En Melilla, el desconcierto es total. Tan solo faltan ocho días para que se permita el paso a los transfronterizos, en la que será la segunda etapa de reapertura de fronteras iniciada el 17 de mayo.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «De las aduanas a las empleadas del hogar, la frontera de Ceuta y Melilla sigue sin definirse»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.