El círculo vicioso de la despoblación: “Aquí la gente se ha acostumbrado a estar jodida”

María Mezquita tiene 74 años y con 16 cambió San Juan de Rebollar (Zamora, 140 habitantes) por Barcelona “porque en el pueblo no había nada”. Regresó medio siglo después, justo antes de la pandemia, y apreció una zona mejorada, aunque lejos de los servicios urbanos. En San Juan de Rebollar, dice, reina la “tranquilidad”, un valor tan apreciado por los mayores como crítico para el futuro de zonas despobladas, carentes de movimiento social y económico. El Museo Etnográfico de otro pequeño municipio zamorano, el cercano Rabanales (190 habitantes), donde cuelgan aperos cedidos por los vecinos para preservar el patrimonio agrario derrotado por los nuevos tiempos, acogió esta semana un debate organizado por EL PAÍS entre María Mezquita y otros seis habitantes de la comarca de Aliste: todos de edades, orígenes y circunstancias distintos, pero unidos por la despoblación. Esta zona de Zamora, que suma en total unos 4.500 vecinos, sufre una sangría demográfica alimentada por una cadena de obstáculos: un débil sistema sanitario, infraestructuras atrasadas, escasas oportunidades laborales, insuficientes telecomunicaciones, ínfimo transporte público y, en opinión de estos siete vecinos, discursos políticos hueros.

Seguir leyendo

PSOE

En el programa marco que ha presentado el PSOE para estas elecciones autonómicas, la lucha contra la despoblación aparece como una política transversal para cohesionar la sociedad. Para ello, los socialistas prometen, en primer lugar, impulsar leyes de cohesión territorial en todas las Comunidades Autónomas.
Otra medida para revitalizar la vida en los pueblos es la vivienda. El partido asegura que pondrá en marcha en todas aquellas comunidades en las que gobierne planes autonómicos de impulso de la vivienda rural destinados a la creación de parques públicos de vivienda social en los municipios, a la rehabilitación de los inmuebles en pequeños núcleos, o a la mejora de la transmisión de bienes inmuebles para retener a la población autóctona e incentivar la llegada de nuevos habitantes.
La mejora de la conexión tecnológica es otro aspecto en el que incide el programa socialista, con lo que el partido asegura que completará la conectividad universal de los territorios, o la consolidación del teletrabajo.
En el ámbito del empleo, en el programa marco del PSOE se promete conectar el medio rural a los centros de innovación y conocimiento para desarrollar todas sus potencialidades atrayendo talento y favoreciendo el emprendimiento en las zonas despobladas.

PP

El PP aborda el tema desde el problema demográfico. Identifica dos grandes cuestiones en el medio rural en su programa marco: la bajada de la natalidad y la falta de servicios básicos. Para terminar con el “invierno demográfico”, propone poner en marcha iniciativas de ayuda a las familias que tienen hijos y seguir ampliando tanto las ayudas directas como las bonificaciones fiscales a las familias.

El PP también quiere promover una Ley de Desarrollo Rural para todo el territorio nacional. Para resolver la falta de servicios públicos, los populares proponen reforzar todos los medios y recursos asistenciales para hacerlo posible, como la teleasistencia avanzada, la ayuda a domicilio, las plazas en los centros de día, el asistente personal o el cheque servicio.

La puesta en marcha de una red de cajeros automáticos, oficinas móviles y otro tipo de servicios alternativos a fin de equilibrar el acceso a servicios desde el mundo rural y mitigar su exclusión.

Los incentivos fiscales son una de las herramientas en las que más incide el PP: incentivos fiscales dirigidos a las familias, especialmente a las jóvenes, que quieran asentarse en zonas despobladas; bonificaciones por compra de tierras, e incentivos fiscales a la implantación de empresas en el medio rural vinculados al desarrollo endógeno.
En cuanto a la vivienda, se proponen políticas de rehabilitación de viviendas en los pueblos, reduciendo los impuestos.

Vox

Vox no ha presentado un programa autonómico marco para estas elecciones, pero sí un programa municipal que es idéntico en todos los ayuntamientos en los que concurre este 28 de mayo. En este programa habla de algunas medidas contra la despoblación como la puesta a disposición de la red de fibra óptica por parte de Red Eléctrica de España. También propone la ampliación de los sistemas de transporte a demanda con el fin de facilitar el desplazamiento de los pueblos pequeños a las grandes ciudades. Para mejorar los servicios públicos propone establecer un número mínimo de centros de atención primaria por habitante, así como abrir nuevos centros de atención primaria y ambulatorios en las zonas rurales. Otra medida es la de luchar contra la exclusión financiera, por lo que promete establecer sistemas que combatan la desertificación financiera. aunque no se especifica cómo se hará.

Unidas Podemos

Uno de los partidos que conforman Unidas Podemos, IU, pone el énfasis en la recuperación de los servicios públicos en el medio rural. En su programa marco, prometen diseñar Planes comarcales de cobertura de servicios públicos (Sanidad, Educación y Servicios Sociales) con el objetivo de crear “una malla” de centros asistenciales, ya sean centros de infancia, juventud, mayores, ayuda domiciliaria, residencias, centros de día, etc.

Para las personas mayores que viven en los pueblos, IU propone poner en marcha alternativas al modelo residencial, como la prestación de servicios de comida a domicilio, lavandería o pequeños establecimientos residenciales para situaciones de mayor dependencia.

Otra medida para fomentar que la gente viva en los pueblos es incentivar a los empleados públicos que fijen su residencia habitual en el municipio o zona rural en la que presten servicio, o garantizar la universalidad del acceso telefónico y la calidad de las conexiones móviles, conectividad con banda ancha de al menos 30 Mbps en, al menos, todos los municipios. Y que todos los municipios de más de 1.000 habitantes tengan conexiones de más de 100 Mbps,

También promete crear una nueva figura para la recuperación del patrimonio cultural de las áreas rurales que se denomine «Patrimonio Agrario» en reconocimiento a los valores patrimoniales de la actividad agraria (agrícola, ganadera, silvícola) como una actividad esencial para el desarrollo de la humanidad.

Sé el primero en comentar en «El círculo vicioso de la despoblación: “Aquí la gente se ha acostumbrado a estar jodida”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.