“Se prometen rebajas de impuestos sin decir quién las va a pagar”

Se atribuye a Albert Einstein la siguiente frase sobre los impuestos: “No hay nada más difícil que entender en el mundo”. Quizás el padre de la teoría de la relatividad no iba tan mal encaminado, pero la complejidad de la que hablaba no ha evitado que el sistema fiscal ganara cada vez más protagonismo en el debate social y político, sobre todo en época electoral. Es suficiente con echar un vistazo a periódicos y telediarios: casi no hay día en el que no aparezca alguna promesa en materia tributaria de los candidatos a los próximos comicios.

Seguir leyendo

PSOE

El PSOE plantea en su programa propuestas de fiscalidad diferenciada para “terminar con el ‘dumping’ fiscal” y promover que “los territorios más necesitados dispongan de una presión más reducida que permita fortalecer la convergencia entre autonomías y la cohesión social”. Los socialistas abogan por que “empresas y ciudadanía con unas mismas circunstancias y capacidad económica” tengan un trato fiscal similar con independencia del lugar donde se encuentren y defienden los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones. Contra la inflación se apuesta por bonificaciones fiscales sobre todo para colectivos en riesgo de exclusión social. El programa también menciona medidas en materia de impuestos para reducir el parque de viviendas vacío. Señala que se estudiarán estudiar otras para abordar la “desigual competencia de la venta ‘online’ por empresas que no tienen sede física en España” y que graven su uso del espacio público y la contaminación que generan. También se señalan medidas fiscales en estudio para grandes superficies. En el ámbito de los incentivos fiscales se esbozan para implantar nuevas empresas, desarrollar suelo industrial asequible y atraer talento “a todo el territorio”.

PP

El PP apuesta por reducir la carga tributaria, y menciona en concreto reducir el IBI “de forma progresiva”. En las medidas que afectan a la vivienda, plantea incentivos para la rehabilitación de edificios para hacerlos sostenibles, que cuenten con puntos de recarga de vehículos eléctricos o aprovechen la energía solar; también, reducir los impuestos y tasas para promover vivienda protegida, incentivos fiscales sobre todo para el alquiler de los jóvenes, compra de primera vivienda y promoción de rehabilitación eficiente. Para las pymes, se propone apoyarlas, “incluso con beneficios fiscales”, para incentivar que usen los fondos europeos. En el campo, los populares apelan a “favorecer el relevo generacional” e incorporar a los jóvenes al sector agrario reduciendo impuestos durante un periodo inicial. Ofrece incentivos fiscales dirigidos a familias, “especialmente a las jóvenes”, que quieran asentarse en zonas despobladas, bonificaciones por permuta o compra de tierras, incentivos a empresas que se implanten en el medio rural, y bonificar las tasas “en materia de caza y pesca”.

Vox

El partido de Santiago Abascal propone suprimir los impuestos de Patrimonio, Sucesiones y Donaciones, y las plusvalías municipales. También rebajar “al menos un 5%” el tramo autonómico del IRPF para todos los ciudadanos. El programa menciona “animar a los entes locales” para que apliquen para las familias con hijos una reducción mínima del 50% en el IBI, y que estén exento de su pago las familias numerosas. En el ámbito rural, propone “ventajas fiscales y/o beneficios sociales” al personal sanitario. Aunque aparece recogido en su programa municipal, la formación de extrema derecha señala que el Gobierno central aumente la deducción fiscal de las aportaciones de particulares y empresas en creación cultural.

Unidas Podemos

Podemos plantea un impuesto específico y recargos del IBI para viviendas vacías, de carácter progresivo y en función del tiempo de desocupación y a partir de la quinta vivienda en propiedad. También quiere tasar con el 20% del precio de compraventa la venta de vivienda antes de dos años de su última compra, salvo razón de fuerza mayor. En fiscalidad autonómica, propone aumentar la progresividad de los tramos autonómicos del IRPF y eliminar las deducciones y bonificaciones sobre Sucesiones y Donaciones para rentas altas. La formación de Ione Belarra pretende gravar actividades privadas que afecten al patrimonio natural y avanzar en un canon sobre energías renovables en proyectos de multinacionales, para los territorios afectados por nuevas instalaciones, que pagarían las empresas propietarias. El programa valora que se reconsidere la exención del IBI a la Iglesia que acaba de aprobarse, posibles impuestos a las bebidas azucaradas, el juego, las tasas municipales. La formación propone una ‘tasa Amazon’, para gravar la facturación de los operadores postales que facturan más de un millón de euros en las ciudades por el uso del espacio público en las entregas a domicilio. También recoge la medida Izquierda Unida, que quiere aumentar los ingresos tributarios de los ayuntamientos, aunque de manera progresiva. También apelan a revisar la exención del IBI a los inmuebles no de culto de la Iglesia, un recargo del IBI a viviendas vacías, un impuesto a grandes superficies y cadenas comerciales, y acabar con las bonificaciones del IAE a empresas con más de un millón de euros de facturación.

Sé el primero en comentar en «“Se prometen rebajas de impuestos sin decir quién las va a pagar”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.