El enigma de los cientos de somalíes que se hacen pasar por kenianos en Barajas

Un informe interno de la agencia europea de fronteras revela un dato que llama la atención: según Frontex, en lo que va de año —y con especial incidencia desde el mes de abril— casi 400 ciudadanos con pasaporte de Kenia han llegado al aeropuerto de Madrid-Barajas para pedir asilo. La particularidad de este caso es que, aunque los pasaportes parecen válidos, todo apunta a que sus portadores no son kenianos, sino somalíes. Los ciudadanos de Somalia, un Estado fallido azotado por la violencia y la inseguridad alimentaria, tienen un claro perfil de refugiados —y, de hecho, un alto porcentaje de concesión de esa medida de protección—, pero su pasaporte vale muy poco. Así, se produce una paradoja: sin visado, los 27 países del espacio europeo Schengen (y decenas de otros más) cierran las puertas a estos migrantes y, en consecuencia, no pueden pedir asilo en ellos.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «El enigma de los cientos de somalíes que se hacen pasar por kenianos en Barajas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.