Un candidato regionalista

El último de los pactos que el candidato a presidente Alberto Núñez Feijóo expuso en su dura intervención era el territorial. Reivindicó al presidente autonómico que fue. Repasó los contactos que ha mantenido con presidentes autonómicos durante los últimos meses. Paseó su discurso por la geografía española para especificar cuáles eran las demandas de las partes que forman el todo. De Ceuta y Melilla hasta Asturias. De Valencia a Extremadura, sin olvidar el compromiso de que la Comunidad de Madrid recupere la autonomía fiscal. Y, al final del recorrido, Cataluña. Pero sin referirse, como hizo hace pocas semanas, al encaje. Era una comunidad más, con sus problemas, como todas: que si el regreso de las empresas que cambiaron de sede en 2017 o el volumen de impuestos que pagan los catalanes. Pero, en las puertas del hemiciclo, a dos presidentes autonómicos que lo respaldaban, al ser entrevistados, solo se les escuchó hablar del chantaje independentista y la amnistía. Desde la primera palabra de su discurso, tan vehemente que recordó al Feijóo implacable del debate electoral, el candidato popular atacó sin piedad al presidente en funciones por la posible aprobación de esa ley como condición necesaria para ser investido.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Un candidato regionalista»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.