Juan Espadas: “Yo no hago el discurso tradicional del PSOE sobre los ‘señoritos’ del PP”

Juan Espadas (Sevilla, 55 años) debuta como cartel electoral del PSOE de Andalucía en unas elecciones autonómicas, y lo hace con todas las encuestas en contra. En 2018, los socialistas ganaron (con el peor resultado de su historia) pero no pudieron gobernar. Espadas opina que esta vez hay un voto oculto que puede darle la victoria, y confía en una alta participación.

Seguir leyendo

Un candidato contra el reloj

Juan Espadas (Sevilla, 55 años) se afilió antes al Colegio de Abogados que al PSOE: hasta los 31 no recogió el carné. Al contrario que su predecesora, Susana Díaz, criatura del aparato socialista, él fue técnico antes que político. Con un máster en gestión medioambiental, trabajó durante años en distintos puestos de la Consejería de Medioambiente de la Junta de Andalucía. En 2008, Manuel Chaves le nombró consejero de Vivienda. 

En 2016, antes del comité federal del PSOE que defenestró temporalmente a Pedro Sánchez, criticó su “atrincheramiento”, pero años más tarde, con el apoyo de Ferraz, se impuso en las primarias andaluzas a Díaz, quien solía llamarle “mi Juan”. El líder socialista se vengó de su enemiga íntima con uno de los suyos. 

Fue Díaz quien le colocó de candidato a la alcaldía de Sevilla con la misma motivación: evitar que otro enemigo ocupara el puesto. En 2010, el propio candidato envió a los medios un artículo titulado “¿Quién es Juan Espadas?” que empezaba presentándose como el nieto de Manolo, funcionario del Ayuntamiento de Sevilla represaliado por el franquismo. Tras un primer intento fallido, logó ser alcalde de la capital andaluza entre 2015 y hasta enero de este año. En el Ayuntamiento se curtió en el equilibrismo —firmó pactos con el PP, Ciudadanos y Adelante Sevilla—, pero el último CIS le sitúa como un desconocido para un 32,4% de los andaluces. 

Como Ángel Gabilondo, admite que detesta la bronca y que puede ser un poco «soso», pero le ha tocado competir contra otro candidato que también presume de moderación y se define a sí mismo como «el hombre de moda».

La sencillez del lema de su campaña —“Si votamos, ganamos”— habla de la desmovilización de su electorado, y los sondeos, unánimes en la derrota, sugieren la posibilidad de que sea un líder de transición. De ahí que su apuesta electoral más repetida estos días sea: “Mandar las encuestas a la papelera”. Ha de superar, al menos, los resultados de su predecesora (33 escaños). Sus fieles coinciden en que la batalla interna del polvorín del PSOE andaluz, noqueado por el desahucio del poder em 2018 tras 37 años ocupándolo, le han dejado poco tiempo: el que ha aprovechado el PP para adelantar las elecciones.

Sé el primero en comentar en «Juan Espadas: “Yo no hago el discurso tradicional del PSOE sobre los ‘señoritos’ del PP”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.