El último truco de Puigdemont

Que la independencia no funciona como reclamo electoral en la Cataluña de 2024 lo sabía hasta Carles Puigdemont. Lo mismo aplica para el referéndum unilateral, la secesión exprés y todos los trucos que el independentismo invocó en las primeras etapas del procés. De ahí que el líder de Junts —que no es el iluminado que sus rivales disfrutan caricaturizando— confeccionara un programa electoral donde la independencia solo aparece como un objetivo intangible, sin plazos, como medio más que como fin en sí mismo. En lugar de esto, Puigdemont avivó el sentimentalismo (¿quién no siente una mínima compasión por un “exiliado” que no puede volver a casa?) y realzó su figura como líder mesiánico, capaz como nadie de unir familias rotas, en este caso las del independentismo. Puigdemont, hábil en el discurso en la más pura tradición convergente, no solo salvó los muebles el pasado domingo, sino que logró sumar tres diputados al discreto resultado que Junts había obtenido en 2021.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «El último truco de Puigdemont»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.