El Parlamento catalán inicia el curso sumido en la inestabilidad y con la presidencia en el aire

El Parlamento de Cataluña recupera esta semana la actividad tras las vacaciones y lo hace sumido en la inestabilidad. La presidenta, Laura Borràs, suspendida en el cargo por la Mesa después de que se le abriera juicio por presuntos delitos de corrupción, se niega a dimitir. Su partido, Junts, rechaza forzar el relevo proponiendo para el cargo a otro diputado de la formación. La situación ha obligado a Alba Vergés (ERC), vicepresidenta primera, a asumir de forma provisional y a regañadientes la presidencia. Y con un montón de deberes sobre la mesa, como nombrar a un nuevo secretario general o resolver el dilema de si seguirá cumpliendo el acuerdo de la mayoría independentista de la Mesa de aceptar “a todos los efectos” el voto de Lluis Puig, el diputado y exconsejero que permanece huido de la justicia. Borràs incluyó su voto en las actas de los dos plenos de julio pese a que el Tribunal Constitucional lo considera no válido. Esas actas, no obstante, aún no han sido firmadas por todos los miembros de la Mesa ni, por tanto, publicadas.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «El Parlamento catalán inicia el curso sumido en la inestabilidad y con la presidencia en el aire»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.