Confesiones y discos compactos: los indicios que cercan a dos exjefes de ETA por el asesinato de Miguel Ángel Blanco

La investigación sobre el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco escribe un nuevo capítulo. Manuel García-Castellón, juez de la Audiencia Nacional, tiene previsto interrogar este jueves a dos exjefes de ETA —Mikel Albisu, Mikel Antza; y María Soledad Iparraguirre, Anboto— por su presunta implicación en el atentado contra el concejal del PP de Ermua (Bizkaia), cometido en 1997. Los dos terroristas llegan a la cita señalados por un contundente informe de la Guardia Civil que los destaca como últimos responsables del crimen: “Lo planificaron, dirigieron, gestionaron y ordenaron”, reza el documento, que recopila indicios para acorralar a ambos, como confesiones de otros etarras y documentos incautados en Francia.

Seguir leyendo

Sé el primero en comentar en «Confesiones y discos compactos: los indicios que cercan a dos exjefes de ETA por el asesinato de Miguel Ángel Blanco»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.